martes, 7 de agosto de 2012

A VECES LA VIDA TE PARA LOS PIES (La mota rosa)




A veces la vida nos para los pies. Eso pensé tumbada en la camilla de un hospital, recluida en un box de urgencias, rodeada de gente apresurada y nerviosa que corría de un lado a otro, trasladando heridos y material sanitario; tratando desesperadamente de salvar vidas.
Mi intención era suicidarme. Protagonizar un bonito accidente, morir joven, dejar un bello cadáver y destrozarle de paso la vida a Kevin, el maldito rompedor de corazones ilusionados que después de jurarme de rodillas amor eterno, había tenido la desfachatez de pasearse por el campus abrazado a la jefa de animadoras, ese putón verbenero sin escrúpulos ni vergüenza.
Ahora, tras el susto y una pierna rota, las cosas se me aparecían mucho más claras. Qué estúpida pude llegar a ser. Pensar que ese tipejo tendría remordimientos por mi muerte fue lo más absurdo de la tierra. No se quería más que a él, tampoco la rubia de los globos debía importarle mucho, un par de vueltas de exhibición por los bares de moda, unos cuantos morreos y a otra cosa mariposa. Yo era mucho mejor persona, Kevin no me merecía.
–¿Cómo se encuentra la accidentada más bonita de la noche?
Parpadeé sorprendida. Quien me interrogaba era un chico con bata blanca, el médico más atractivo que había visto en mi vida. Me atraganté.
Hay más peces en el mar, boba. Menos mal que no te has matado, que la vida te paró los pies justo a tiempo. 
Entonces medité. Medité sobre la pérdida de la cordura cuando nos enamoramos; el estúpido “yo sin él no puedo vivir” que nos colgamos las tías por bandera. Sí, yo a veces hago esas cosas (me refiero a pensar) por muy loca que esté el resto del tiempo. Otra historia son mis conclusiones, puede que no tan brillantes como las de mi amiga del cole, Regina Roman. Ella siempre tenía la respuesta perfecta a nuestras dudas de amor. Y no era por mayor experiencia, era por sensatez, por clarividencia. No se alteraba por nada, jamás la vi perder la cabeza por una pena del corazón. Ella nos escuchaba, sonreía de lado y te lanzaba un speech que te abría los ojos. Jamás me habría aconsejado un intento de suicidio como la vergonzosa intentona mía de esta noche.  Tenía una manera constructiva de analizar los problemas que de repente, ya no parecían tan graves.
En cuanto llegué a mi casa le envié un correo. “Oye, amiga. ¿Querrías hacerme un favor? Ciertos dones no se pueden desperdiciar, a las mujeres nos hace demasiada falta ayudarnos unas a otras. ¿Serías tan amable de montar un consultorio? Sí, uno de esos sentimentales que tantísimo éxito tenían en la radio en tiempos de mi madre…”
Como no me contestó al segundo, repetí. Y repetí y repetí. Creo que me he puesto un poco pesadita, le habré enviado como doscientos setenta y seis con su correspondiente copia en el apartado “mensajes privados de Facebook”. Me contó la amiga de una amiga, que le había cotilleado su prima, que la Regy (como cariñosamente la llamábamos en el cole) estaba pensando cambiarse el número de teléfono y apuntarse al programa de protección de testigos… ¿Será por míííí?
Pero la sangre no ha llegado al río, el que la sigue la consigue y me he salido con la mía. ¡Sorpresa! Regina me ha hecho caso. Ese consultorio comienza, se llamará “LA MOTA ROSA” y empieza a funcionar la semana próxima en el blog “CON UN PAR DE TACONES”. Me han dicho que podréis enviar por privado vuestras consultas y obtendréis respuesta personalizada y totalmente gratuita. Os lo digo yo que la conozco, no dejéis pasar la oportunidad, pero no vayáis  colapsarle la bandeja de entrada que fui pionera de la idea y tengo muchos asuntos pendientes de resolución. Mi vida amorosa volvió a ser un desastre desde que me mudé a Madrid y dejé de darle la vara a esta. Tiene un saco de buenos consejos que valen su peso en oro.
¡Qué ilusión me hace! Voy a contarle lo del suicidio… Y a ver qué me aconseja, que estoy tratando de ligarme al médico…

Consultas a info@reginaroman.com


Y como muestra, este primer botón:

Hola, me llamo Anita y tengo 35 años, tengo una hija pequeña y estoy separada desde hace dos años. Las relaciones sexuales con mi marido no fueron gran cosa desde que tuve a mi hija. Tras la separación estuve unos 10 meses sin practicar el sexo y desde el verano pasado mi vida sexual ha cambiado mucho, volviéndose más activa y variada, por así decirlo.
Antes de mi matrimonio, mis amantes siempre eran más mayores que yo, incluso con 10 años de diferencia. En cambio, mis relaciones ahora son con hombres menores que yo, rondando los 21-25 años.
Tengo alguna pareja más habitual, pero no pasan de ser amigos con derecho, y mi pregunta es la siguiente:
¿Este cambio en mis gustos, tiene alguna explicación?
No es que me preocupe, pero si que me llama la atención.
Muchas gracias por adelantado y enhorabuena por este espacio tan necesario en los tiempos que corren.
 Anita Dinamita
Querida amiga, te estás convirtiendo en maestra, eso es todo. ¡¡Bienvenido sea!!
Todas las fases de nuestra sexualidad obedecen a una necesidad de aprendizaje y puesta en práctica. En épocas más tempranas buscamos sobre todo aprender, de ahí que incluso inconscientemente elijamos amantes mayores, que suponemos más expertos y que nos pondrán “en el buen camino”. Superadas esas inseguridades llega la madurez, en la que la mujer se conoce mejor, exige lo que quiere y cómo lo quiere y se ve capacitada para tomar las riendas y “dirigir” el acto incluso con parejas menos experimentadas (más jóvenes), aunque más potentes. Disfruta tu libertad, recuerda que los órganos sexuales más importantes son el cerebro y una actitud abierta. Ahora tú eres lo primero en tu lista de prioridades.
Pues olé, bien por ti; no te aflijas, sino todo lo contrario.





Mañana MIÉRCOLES, nueva cita con “Las galletas de la fortuna” y Alicia Pérez Gil. ¡Que no me falte nadie! ¡Paso lista!

15 comentarios:

  1. Estaba pensando en escribir, pero no sabría ni por donde empezar!! si 4 años de terapia semanal no sirvieron de nada... ya para que intentar nada más!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy, Alex... A veces no es el momento de recibir terapia. O esta resulta demasiado larga y alejada. No lo dudes. Sigue intentándolo :)

      R.Roman

      Eliminar
  2. jajaja me apunto lo del consultorio que como dice Alicia nunca se sabe :D

    ResponderEliminar
  3. Hola Regy,

    Me llamo Eduardo y soy un amigo de Quanta, uso su correo para mantener el anonimato (que luego en internet tosesabe).

    Verás, Regy, yo soy un buenazo, un cachopán, y no porque yo lo diga, me lo dicen todos mis amigos, y, sobre todo, todas mis amigas. Porque yo tengo muchas amigas, casi tengo más amigas que amigos.

    Te preguntarás, entonces, cual es mi problema.

    Pues ya te lo he dicho, tengo muchas amigas..., pero solo eso, amigas. No se como me lo monto, pero a los 5 minutos de conocer a una chica, acabo en la famosa "friend zone" (en inglés suena mejor) y quedo como amigo pa los restos. Lo de "amigos con derecho a roce", solo hay roce cuando vamos en metro o cuando vamos a un concierto, pero no es el "roce" que me apetecería.

    Si alguna vez hago un comentario picante o una proposición indecente, vamos, cada vez que "tiro la caña", o como dicen ahora "meto fichas", no pasa nada, bueno, las "fichas" pasan a su izquierda, fiuuu, a su derecha, fiuuu, y ella ni se despeina o me dice "nunca pondría en riesgo nuestra amistad por una noche loca". Pero ¿que me estás contando? ¿UNA noche loca? VARIAS noches locas te iba a dar yo..., cordera!!!

    No pago fantas (soy más de birras) pero tampoco me como un colín, ni una rosca, ni un "ehem" (ya tu sabes). La frase "Si no fumas, ni bebes, ni follas, ¿pa que vives, gilipollas?" se me aplica tan bien que, si no fuese por las birras de los viernes, debería cortarme las venas, y en lugar de eso, me las dejo largas, me podría hacer unas rastas.

    Regy, tu que sabes tanto y tanto has vivido, dime, ¿que hago?, ¿vuelvo a fumar y me tiro a la bebida? Con lo de tirarme a la bebida no me refiero a frinkarme a la borracha, aunque ahora que lo pienso...

    Salu2,
    Eduardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajaja. Me encanta tu consulta, aunque este no es el sitio idóneo para colocarla. Se supone que tenemos que ayudar a Anita Dinamita con nuestras ideas y experiencias o comentar acerca del consultorio. Tu problema visto desde fuera es adorable (perdona que te lo diga, sé que no es lo que quieres oír) porque ser el maravilloso masmejor amigo, es lo que todo el mundo desearía para estar más cerca de las chicas (puede que no físicamente pero sí emocionalmente), de modo que un buen día, cuando menos te lo esperes, todo lo sembrado puede dar un vuelco y tendrás que quitarte de encima las pretendientas, a manotazos como a las moscas. Habría que analizar el contexto en el que se producen los primeros encuentros y por qué causa generas esa impresión de "no tengo la menor intención de ligar contigo, conmigo estás a salvo, chica" que trasmites. Puede que solo te falte una mirada sutil de párpado entornado, una sonrisa a lo Humphrey, una leve pátina de "chico malo" para llevártelas al huerto y rematar, que es, al fin y al cabo, lo que pretendes.
      A mí me encantaría tener un amigo genial en el que poder confiar; puede que acabase enamorándome perdidamente de él...

      R.Roman

      Eliminar
  4. ¡Anita Dinamita! Como dice Regi que tan bien lo explica todo, a disfrutar de la vida, "que la vida es un carnaval y es más bello vivir cantando"... que lamentándose, es que nosotras las mujeres siempre cuestionandolo todo hasta lo que está bien, es que somos la caña. Pero, a veces necesitamos una amiga como Regina que te diga, ¡chica despierta y sonríe!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. A lo dicho por el asunto del suicidio... No vale la pena terminar tu vida porque una persona decida salir de ella o no haya llegado a apreciar el entrar en ella. Menos mal que te quedas en el chistecito del "intenté suicidarme y por poco me mato", y encima con la disposición de ánimos como para tirarle cacho al médico.

    Y a lo cuestionado por la señorita Ana, o Anita Dinamita que es como se nos da a conocer... ¿Qué problema o preocupación hay realmente? Ninguno, dirían por arriba... Y no es del todo así.

    A mi entender, se puede ver claramente una falta de equilibrio y aceptación por el cambio de panorama. Parece que no termine de cuadrarle, que no se lo crea, que quiera otra cosa y el tener lo que tiene le desconcierte bastante (y de ahí que termine consultando por ello).

    Parece también que haya pasado por ese curioso caso de conocer el "canto y gloria a la libertad", que lo llamo yo... Y que más por enseñar -aunque no lo descarto- es por dominar, por sentir o tener la certeza de que no va a mermarse esa libertad.

    Ahí encontraría yo la explicación al hecho de que nadie pase de amigo con derechos, y de que sus parejas sexuales ahora sean bastante más jóvenes que ella (entre 10 y 14 años más jóvenes, por lo que cuenta)... A lo mejor es solamente mi impresión, fruto de una mente ociosa y suspicaz.

    De todas maneras, espero que mi impresión ayude en algo y aporte un poquito de globalidad a la perspectiva general del asunto que plantea esta señorita. Disfruta de tu vida y procura que al disfrutar no estés jodiendo la vida de otros, y con eso todo estará bien.

    Felicidades por la iniciativa a la señorita Regina Roman, para finalizar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí todos disfrutamos sanamente y sin fastidiar; es el lema del "Club". Gracias por sus felicitaciones al consultorio. Me llenan de alegría :)

      R.Roman

      Eliminar
  6. Ah, esa sensación de "se ha acabado mi vida, qué será de mí"... yo creo que la (y "lo") que no ha pasado por eso, se ha perdido una ingrata pero necesaria experiencia.

    Todo en la vida pasa ¡hasta las uvas pasan!, una frase de mi abuela, que tiene una pá toda la jodía, así que siempre hau solución... y qué mejor que con un consultorio que seguro contestará a preguntas que nos hemos hecho y nos ha dado verguenza decir en voz alta, o, a lo mejor, nos haremos un día y ya tendremos la respuesta... ¡arranca con tó, Regi, que eres la caña!

    Yo a cada inhalación más orgullosa de ser una de las amazonas, oyes... jajajaj:D

    Guapaa, genial cómo no podía dejar de ser... :D

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Muchas gracias, leila. Nos vamos a divertir mucho y a aprender y ayudarnos juntas. Haremos historia!!!

      R.Roman

      Eliminar
  8. Esta Mota rosa se nospone interesanteeeeee!!! Que ya te lo comenté, pero creo que hay que dejar que la vida pase, porque si nos quitamos del medio, nunca sabremos qué más nos podría haber pasado. Muy buena la entrada y la consulta mi diosa ^^ Un beso guapísima :DDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tesorooooo!! Elegí esta consulta porque es de respuesta corta. La semana que viene nos metemos a fondo con las primeras de la lista. Ya me queman las manooooos!!! Qué emoción me produce!!!

      Besos a puñados!!!

      R.Roman

      Eliminar